CORREO DE LECTORES

10704030_373646896133274_6941290456219703346_n
Contra la impunidad de ayer y de hoy

 

“Mi tumba no anden buscando, porque no la encontrarán, mis manos son las que van, en otras manos tirando, mi voz la que va gritando, mi sueño el que sigue entero, y sepan que sólo muero, si ustedes van aflojando, porque el que murió peleando, vive en cada compañero”.

(Milonga del fusilado, Pepe Guerra – Carlos María Gutiérrez)

 

 

Como ya es una triste costumbre desde hace algunos años, el mural de la Biblioteca Popular 20 de Diciembre fue atacado una vez más. Las manchas negras son sinónimo de discriminación, xenofobia, impunidad, pero ante todo,  cobardía. No nos preocupa el daño material ni el trabajo que tengamos que hacer para recomponerlo. Nos interesa ante todo volver a dibujar los rostros que allí se encuentran. Para todos nosotros, volver a estencilear la cara de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, Luciano Arruga, Jorge Julio López, Mariano Ferreyra, Carlos Fuentealba, nos hace repensar su lucha y nos ayuda a seguir denunciado la represión que pesa sobre quienes peleamos por un mundo mejor.

Existe un denominador común entre cada uno de los luchadores y el mural dañado de la biblio y es la impunidad.

El próximo 26 de junio se cumple un nuevo aniversario de las Masacre de Puente Pueyrredón donde a Maxi y Darío les arrebataron la vida. Mucho se dijo desde entonces. Tuvimos que soportar el armado de la noticia que Clarín tituló “La crisis causó dos nuevas muertes”. También a los responsables ideológicos y políticos como Eduardo Duhalde, Felipe Solá y al actual precandidato kirchnerista por la provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández, quien fuera secretario general de la Presidencia al momento de la masacre. Todos ellos tergiversaron los hechos diciendo que era una “interna piquetera”. Al día de hoy, los responsables ideológicos y políticos siguen gozando de la impunidad que les da el poder.

El 17 de octubre de 2014, luego de estar desaparecido 5 años, fue hallado enterrado como NN en el cementerio de la Chacarita el cuerpo torturado de Luciano Arruga. La incansable lucha de los familiares y amigos junto a organizaciones sociales y políticas hicieron corroborar lo que todos sabíamos. A Luciano lo mató la policía bonaerense y lo desapareció el estado. Sostener la lucha costó un sinfín de aprietes que hoy en día siguen y se manifiestan con más crudeza. En la mañana del 7 de junio del corriente año, Vanesa Orieta, hermana de Luciano, encontró su auto prendido fuego. Las llamas de la barbarie esta vez cumplieron su cometido (tiempo antes trataron de incendiar la casa de la madre de Luciano y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza, quienes llevan adelante la causa). En el contexto de la campaña-fiesta electoral del máximo responsable de la desaparición de Luciano –Daniel Scioli– la impunidad sigue.

El 20 de octubre de 2010 una patota de la Unión Ferroviaria enfrentó a balazos a un grupo de trabajadores que luchaban por el pase a planta permanente y contra la tercerización laboral en los ferrocarriles. En el ataque cayó muerto Mariano Ferreyra y fueron heridos Elsa Rodriguez, Nelson Aguirre y Ariel Pintos. El 25 de junio se realizará la audiencia para discutir las apelaciones a la sentencia contra parte de los asesinos de Mariano Ferreyra. Los defensores de Pedraza y su patota pretenden su absolución y la anulación de pruebas fundamentales. Nuevamente las herramientas del poder juegan a favor de los asesinos. La alianza entre empresarios, el gobierno y la burocracia sindical sigue en pie. Cuando ocurrió el crimen de Mariano, Aníbal Fernández era jefe de Gabinete y tenía a su cargo la gestión política de la policía. Calificó de “impecable” la actuación de los jefes policiales que liberaron la zona y apoyaron a la patota que mató a Mariano. La lucha por justicia y contra la impunidad no está saldada.

El 18 de septiembre de 2006 Jorge Julio López, que luego de muchos años de silencio puso en palabras el horror vivido en los campos de  concentración  de  la dictadura,  no llegó a la sala de audiencias en la  que  se daría la sentencia de prisión perpetua al genocida Etchecolatz. El  gobierno nacional y el de la provincia de Buenos Aires desplegaron desde el primer momento un discurso plagado de cinismo. Durante el primer año decían que buscaban a Julio como si fuese un abuelito desorientado y ahora nos dicen que Julio está muerto pero no nos aclaran quién lo secuestró, quién lo mató, quién dio la orden y quien la ejecutó. El gobierno nacional y provincial nunca investigaron y ahora, luego de 8 años de inacción e impunidad, declaran a Julio “ciudadano ilustre” pretendiendo naturalizar su desaparición y disimular la  impunidad de los autores políticos y materiales de su secuestro. En la causa López no hay sospechosos, ni imputados, ni detenidos. La  persistencia de la impunidad es la que permite que López esté desaparecido.

El 5 de abril de 2007, en el marco de un plan de lucha de la docencia neuquina cayó asesinado a quemarropa por un gas lacrimógeno el docente Carlos Fuente Alba. El policía asesino fue Darío Poblete, quien cumple condena perpetua pero goza de salidas transitorias y se pasea por las calles de Neuquén. Por otra parte, los autores intelectuales y políticos del hecho, el ex gobernador de Neuquén Jorge Sobisch, que diera la orden de represión, y el resto de los responsables siguen libres y gozan de impunidad.

Creemos importante sostener los rostros de estos luchadores en la fachada de la biblio por varios motivos: para reivindicar sus luchas pero también para seguir la pelea contra la impunidad que envuelve a los responsables materiales, políticos e ideológicos de cada uno de ellos.

La impunidad con la que se mueven las bandas neonazis en el distrito de Escobar para amedrentar a las organizaciones populares no es ajena a la política de impunidad a la que nos tienen acostumbrados los gobiernos provinciales y nacional.

Todavía le quedan algunos meses de mandato al actual intendente Sandro Guzmán para manifestarse contra estas bandas que operan impunemente en el distrito. Su silencio y omisión nos hace pensar en aquel dicho popular “el que calla otorga”.

Porque creemos que no basta con denuncias judiciales ni palabrerío demagógico de algún funcionario de turno, ni con pronunciamientos decorosos del INADI,  es que convocamos para el próximo sábado 27 de junio a partir de las 12hs., en el marco del 13º aniversario de la Masacre del Puente Pueyrredón, a que te acerques a la biblio para rehacer el mural y estar en la calle denunciando el hostigamiento sistemático de las bandas neonazis que operan con total impunidad en Escobar y  para seguir pidiendo porque vayan preso todos los responsables del asesinato de Darío y Maxi.

¡¡¡Basta de ataques a las organizaciones populares!!!

¡¡¡Maxi y Darío PRESENTES, AHORA y SIEMPRE!!!

Biblioteca Popular Veinte de Diciembre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s