CORREO DE LECTORES

10704030_373646896133274_6941290456219703346_n

SEMANA DEL PARTO RESPETADO

Señores de Noticias en Red – Escobar:

Bajo el lema “Apoyo y amor continuo para mí y para mi bebé” se desarrolla mundialmente la Semana del Parto Respetado 2015.

 

El término “parto respetado” o “humanizado” hace referencia a una modalidad de atención del parto caracterizada por el respeto de los derechos de los padres y los niños y niñas en el momento del nacimiento, lo que implica estar en consonancia con las necesidades y deseos de la familia que va a dar a luz.

Cuando se habla de parto respetado, se habla de generar un espacio familiar donde la mamá y su bebé sean los protagonistas y donde el nacimiento se desarrolle de la manera más natural posible.

En Argentina, la Ley 25.929 sobre Derechos de Padres e Hijos Durante el Proceso de Nacimiento, aprobada en 2004, promueve que se respete a la familia en sus particularidades –raza, religión, nacionalidad- y que se la acompañe en la toma de decisiones seguras e informadas. Busca rescatar y destacar su aspecto profundamente humano y natural.

Es no reducirlo a una mera intervención quirúrgica y mirarlo desde el punto de vista de la salud y no del de la enfermedad. Y, además recordar que antes que nada, éste es un momento de la familia y fundante de los vínculos entre los padres y el recién nacido.

El parto comenzó a realizarse en hospitales a principios del siglo XX para disminuir la mortalidad materno-neonatal, pero en ese contexto se instaló la idea de que se trataba de algo parecido a una enfermedad. Las familias en general y las mujeres en particular perdieron protagonismo en un hecho muy trascendental en sus vidas.

De este modo, el parto se transformó en “un acto médico” cuyo significado científico dejó de lado otros aspectos esenciales para la familia. El equipo de salud pasó a ser el eje de las decisiones y comenzó a usar en todos los casos tecnologías y procedimientos destinados a los embarazos de riesgo. Esto fue alejando a las madres del parto natural.

Por este motivo, la ley establece que se deben respetar los derechos de madres, padres y recién nacidos. Un parto respetado significa:

• Que los padres e hijos son los verdaderos protagonistas.

• Que es un proceso natural en el que no hay que interferir si no hay una situación de riesgo evidente.

• Respetar las necesidades de cada mujer o pareja y el modo en que desean pasar por esta experiencia.

• Respetar la intimidad del entorno durante el parto y el nacimiento.

• Favorecer que la mujer pueda elegir su posición y movimiento durante todo el trabajo de parto: parto en cuclillas, en el agua, semi sentada o como desee.

• Respetar a las personas que la mujer elija para que la acompañen en el parto.

• Darle inmediatamente el recién nacido a la madre, evitando someterlo a exámenes innecesarios.

Quedamos a su disposición para ampliar la información. Saludos cordiales, 

 

Dra. Alejandra Sánchez Cabezas

Presidente Asociación Civil Proyecto Surcos

Laura Karaskiewicz

Asociación Civil Proyecto Surcos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s